TESEO Y EL MINOTAURO. Charla entre Enrique Baeza y el catedrático Dalmacio Negro Pavón, suscitada por la obra "El Minotauro en Alcàsser. Crimen sádico, voluntad de poder y feminismo de Estado" de Antonio Hidalgo Diego.

 

 

Comentarios

  1. Siempre es satisfactorio que tu trabajo se dé a conocer y sea objeto de reflexión y debate en un foro público. El conductor del espacio ha realizado un gran trabajo previo de documentación y Dalmacio Negro demuestra su vasta cultura, aunque yo no comparta su punto de vista, ni en relación al poder, ni en relación a Nietzsche. Sí que aprecio su deseo de construir una sociedad más justa y con valores.
    Negro afirma que mi análisis del filósofo prusiano es "vulgar", algo que reconozco y aplaudo, en tanto que yo no soy un ilustre catedrático como él, sino un simple miembro del vulgo, del pueblo llano. Nietzsche habla por sí mismo y se desacredita en cada página que escribe por su irracionalidad, agresividad y desatada voluntad de poder. Nietzsche fue un loco toda su vida, autor de frases llamativas y dotado de buena pluma. Pero lejos de ser un "loco simpático" fue un demente peligroso, alentador de nazis y feministas, un racista, antisemita, machista y clasista, un apocado reprimido que fantaseaba con el poder que ansiaba y no supo aprehender. Recomiendo la lectura de "Nietzsche contra la democracia" de Nicolás González Varela.
    Por otro lado... ¡Qué manía con salvar el poder! El problema no son aquellos que lo detentan, pues siempre lo desean los peores. ¡El mal es el poder en sí mismo! El proyecto trevijanista, o se basa en una pueril inocencia sonrojante, o es una trampa más de los poderosos para conseguir embaucar a los electores. La democracia real solo puede ser asamblearia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DE RAPEROS Y POLICÍAS

LOS NIÑOS SIN ROSTRO

EL PODER CONTRA LA VIDA